Xylella fastidiosa, ¿qué es y cómo se transmite?

xylella-fastidiosa-transmision-plaga-cultivos

Como sabréis, ya son cuatro los brotes de Xylella fastidiosa detectados en España hasta la fecha, el último con 61 positivos repartidos en 58 parcelas. Esta destructiva plaga invade el xilema de cítricos, viñedos, almendros, olivos, melocotoneros y más leñosas. Con el tiempo, se multiplica en estos vasos de savia y los llega a obstruir por completo, impidiendo la llegada de sales minerales y agua a las partes distales de la planta (o en ocasiones a la planta entera). Esto lo vemos en nuestros cultivos en forma de hojas marchitas, caídas o secas, y en casos más crónicos afectando a ramas o incluso a la totalidad de la planta.

Pero, ¿Qué es exactamente la Xylella fastidiosa?

Se trata de una bacteria altamente patógena y letal para nuestros cultivos. Llegó a Europa en 2010 desde América principalmente, afectando a Italia, pero no se detectó hasta 2013. Desde ahí se diseminó y se extendió a Austria, Francia, Alemania y España. En 2016 se dio el primer brote español en las Islas Baleares, y en 2017 el primer brote en la Península Ibérica, en Alicante.

¿Cómo se transmite?

Lo más común es que Xylella fastidiosa se transmita a corta distancia a través de vectores. Los vectores son agentes que transmiten una enfermedad de un organismo a otro. En el caso de Xylella, estos vectores son insectos pertenecientes al Orden Hemiptera. Son especies chupadoras-picadoras de cicadélidos y cercópidos que se alimentan  de la savia de nuestros cultivos, transmitiendo la enfermedad. En España los principales vectores son los cicadélidos, sin embargo, el más distribuido en Europa es Philaenus spumarius, un cercópido.

Además de los vectores, el transporte de vegetales procedentes de cultivos infectados, ya sea por mar, tierra o aire, favorece la transmisión de la bacteria a larga distancia.


Compra tu fertilizante con Cropti y ahorra.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios son marcados con *