Recolección de la aceituna. Parte III Recepción y traslado

recoleccion-aceituna-recogida-transporte-almazara-limpieza-olivo

En las entradas anteriores recorrimos las fases que aparentemente son más importantes dentro de la recolección de la aceituna. Partíamos de una preparación previa, cuidando aspectos como la poda, la preparación del suelo y la elección del momento de recolección. A continuación, durante la recolección del fruto, es importante prestar atención a la colocación de la pinza de vibración, las características de esta vibración y la duración de la misma.

Desde mi punto de vista cualquier acción dentro del proceso de recogida es igual de importante que la anterior, al igual que en una silla, que no tiene una pata más importante que otra. En el momento en que una pata falle, el resto de la silla no valdrá nada y nos caeremos al suelo. Lo mismo ocurre en la Agricultura. No debemos descuidar ninguno de los aspectos dentro del manejo de nuestros cultivos si queremos tener resultados satisfactorios.

Cuidar el proceso de recepción del fruto una vez derribado del árbol y su posterior traslado a la Almazara es de vital importancia para un correcto procesado del mismo y la obtención de un aceite de oliva de calidad, tanto desde el punto de vista nutricional como organoléptico.


“La calidad del aceite de oliva se hace en el campo”


Una frase que me encanta y que no puede ser más acertada es que la interacción de la variedad con el medio productivo, el momento y la forma de realizar la cosecha, y el transporte del fruto a la almazara; juegan un rol fundamental a la hora de conseguir un producto de calidad. Por eso, como productores que venden su cosecha, los agricultores deben de ser rigurosos y cumplir con todas las exigencias por parte de las cooperativas o productores privados a la hora de vender su aceituna.

La aceituna requiere un cuidadoso manejo industrial para extraer los mejores aceites. En el proceso de recepción y traslado del fruto, la aceituna puede sufrir una serie de modificaciones bioquímicas que provoquen una oxidación de la misma, alterando de esta manera parámetros determinantes para la obtención de un buen Aceite de Oliva Virgen Extra.


“En la aceituna, cualquier agente que produzca directa o indirectamente una alteración de sus componentes, influye negativamente en la calidad del aceite de oliva obtenido”


Por eso, además de un correcto estado fitosanitario, es de capital importancia cuidar los siguientes aspectos:

Evitar que la aceituna se rompa

Es la norma común en todos los sistemas para la recepción del fruto. Esto puede ocurrir por aplastamiento de la misma, ya sea por la maquinaria de trabajo o por los operarios. Hay que intentar evitarlo al máximo.

Ser rigurosos en la limpieza del fruto

Esta tarea nos puede salir cara por la pérdida de tiempo que supone dentro de las labores de recolección. Partiendo de la base de que tener muchas ramas, brotes y hojas que limpiar en los faldones o en el remolque es indicativo de una labor de derribo poco precisa, no podemos dejar de realizar una limpieza de los mismos para facilitar las labores en la almazara.

Además, especialmente en días lluviosos tenemos que evitar que el fruto se manche de barro. Sé que son labores difíciles de complementar a la perfección, pero como socios o clientes de cooperativas y productores tenemos que velar por la calidad del producto final.

En el transporte

Uno de los errores más comunes que podemos cometer es dejar la aceituna de un día para otro, incluso dos, en el remolque o en el lugar donde la almacenemos para posteriormente llevarla a la almazara. Hay que tener en cuenta que en la almazara puede estar, en muchos casos, entre uno y dos días más sin ser procesada. Como consecuencia de esta espera, los procesos de oxidación dentro del fruto estarán bastante avanzados y será muy difícil obtener de ellos el Aceite de Oliva Virgen Extra tan anhelado por todos.

 

Hasta aquí la última parte de lo que es el proceso de recogida de aceituna, pero no por ello la última labor a realizar dentro del olivar en estas fechas. Los cuidados posteriores a la recogida de la misma son otra de las labores fundamentales que tenemos que cuidar. Hablaremos de ello en el siguiente artículo.

Si tu aceituna no produce un AOVE deberías empezar a seguir esta serie de consejos. Si ya los sigues y quieres aportar algo más, ¡cuéntanoslo en los comentarios!.

(10 Posts)

Mi nombre es Mario González-Mohíno Palacios.

Desde que tengo uso de razón he estado en estrecha relación con el sector Agrícola/Agroalimentario y siempre tuve claro que quería dedicarme a él.
Gracias a ello, he podido pasar por los diferentes eslabones que componen la cadena alimentaria, esto me ha permitido adquirir la experiencia y formación necesaria para afrontar mi futuro laboral con ganas e ilusión.


Compra tu fertilizante con Cropti y ahorra.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios son marcados con *