La nutrición de una nueva plantación

Todos conocemos la importancia que tiene mantener una correcta nutrición de nuestros cultivos, más aún cuando éstos están recién implantados en el terreno y están sometidos a condiciones bastante desfavorables para su desarrollo, en la mayoría de los casos.

Durante estos últimos años muchos agricultores han realizado elevadas inversiones en nuevas plantaciones de leñosos, sin embargo, es bastante común que se descuide uno de los elementos mas importantes: la fertilización, tanto pre-plantación como durante los primeros años del cultivo. 

Los cultivos emergentes como Olivar, Almendro, Pistacho o Nogal, poseen una serie de características comunes en cuanto al manejo de la fertilización en los primeros años del cultivo. En este artículo abordaremos los aspectos más determinantes y las necesidades nutricionales más marcadas durante este periodo crítico de los árboles.

Fertilización orgánica pre-plantación

En mi anterior artículo traté algunos de los conceptos clave sobre la fertilización orgánica en nuestros cultivos, además de algunas pautas para elegir el fertilizante mas adecuado en cada caso.


“Una vez tenemos los niveles adecuados de materia orgánica, nuestro objetivo es enterrarla en profundidad”


Ya conocemos la importancia de tener unos niveles de materia orgánica adecuados en el suelo. Ahora es importante recalcar que la fertilización pre-plantación es la única oportunidad de enterrar en profundidad esta materia orgánica. Lo mejor es aportarla antes de realizar las labores profundas y enterrarla en la misma línea de cultivo, ya que aquí será donde se localicen la mayoría de las raíces.

La cantidad de materia orgánica a aportar variará en función de las características del suelo, los costes, etc, siendo una buena recomendación el aporte de entre 20-40 tn/ha de estiércol o equivalentes.

Fertilización mineral pre-plantación

La fertilización mineral de fondo se plantea con el objetivo de favorecer el establecimiento rápido y correcto de las plantas y mejorar la fertilidad del suelo. Su incorporación antes de la plantación permite situar de forma fácil y y en profundidad los fertilizantes minerales. Los  elementos considerados en la fertilización mineral de fondo son fósforo y potasio.

Debido a su baja movilidad en el suelo, es más interesante realizar un buen aporte orgánico pre-plantación y aplicar este tipo de minerales en el agua de riego o durante riegos de implantación con cubas, ya que gran parte del contenido mineral de estos fertilizantes quedará inmovilizado en el suelo y por ende la planta no dispondrá de él.

Fertilización durante los años del 1 al 3

Junto con el agua, las plantas necesitan satisfacer sus necesidades nutritivas para evitar limitaciones en su desarrollo y posterior fructificación.


“Para obtener un buen desarrollo es necesario tener en cuenta todos los aspectos que rodean una nueva plantación y seguir de cerca su estado nutricional”


Antes de plantearse realizar una nueva plantación se han de tener en cuenta múltiples factores. En el caso del pistacho por ejemplo, nuestro compañero Eduardo y yo hemos tratado previamente temas como las claves a la hora de instaurar su plantación o aspectos como el tipo de suelo idóneo para su desarrollo.

Durante los primeros años el objetivo de nuestra fertilización ha de ser obtener un máximo crecimiento para formar la estructura de la planta. Una estrategia inteligente teniendo en cuenta el tamaño de la planta será la aplicación de riegos y aportes nutricionales pequeños pero frecuentes:

  1. Las aplicaciones deberían comenzar una vez que los árboles comiencen su desarrollo vegetativo, tan pronto como la temperatura del suelo alcance los 16-18 ºC. Los primeros aportes del ciclo deberían enfocarse en el desarrollo radicular, siendo interesante la utilización de soluciones P,K de alta disponibilidad, soluciones de ácido fosfórico en el caso de suelos calcáreos, etc.
  2. A continuación deberíamos centrar la fertilización en el crecimiento y desarrollo de la planta, debiendo ser los abonados en este periodo fundamentalmente nitrogenados y en forma rápidamente asimilable (nitratos). Una buena recomendación sería la aplicación  de entre 6-10 gr/planta semana de nitrato (alternando diferentes fuentes).
  3. Esta fertilización nitrogenada debería ser paralizada en el momento en que la planta esté en una situación desfavorable respecto a las bajas temperaturas, siendo recomendable a partir de este periodo la fertilización potásica para incrementar la resistencia al frío por parte de la planta.

Fertilización foliar

Teniendo en cuenta que debemos realizar una buena estrategia de control de enfermedades y plagas en estos primeros años de desarrollo mediante la aplicación foliar de fungicidas, insecticidas, etc; podríamos y deberíamos aprovechar estas aplicaciones para añadir soluciones nutritivas bioestimulantes como complemento: aminoácidos, extractos vegetales, etc. Además, este tipo de aplicaciones nos servirán para corregir las posibles carencias de microelementos que nos encontremos en estos primeros años de desarrollo. A partir de este punto el análisis foliar será el mejor indicador para la planificación anual de la fertilización.

En el caso de plantaciones estrictamente de secano no quedará otra alternativa que la aplicación de nutrientes vía foliar, para lo que sería conveniente separar las aplicaciones de fitosanitarios de los aportes nutricionales siempre que sea posible y siempre que la viabilidad de la explotación lo permita.

Desde mi punto de vista, invertir en una nueva plantación no solo debe centrarse en colocar los árboles sobre el terreno, eliminar las malas hierbas, dar las podas de formación y esperar a que éstos den frutos. El tener en cuenta los aspectos nutricionales en los primeros años de desarrollo de cultivo sin duda marcará la diferencia en los años posteriores y durante toda la vida productiva del árbol.

“Árbol que nace torcido, nunca su rama endereza”

¡Os espero en el siguiente artículo!

(11 Posts)

Mi nombre es Mario González-Mohíno Palacios.

Desde que tengo uso de razón he estado en estrecha relación con el sector Agrícola/Agroalimentario y siempre tuve claro que quería dedicarme a él.
Gracias a ello, he podido pasar por los diferentes eslabones que componen la cadena alimentaria, esto me ha permitido adquirir la experiencia y formación necesaria para afrontar mi futuro laboral con ganas e ilusión.


Compra tu fertilizante con Cropti y ahorra.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios son marcados con *