¿Conoces Adama?

¡Hola  a todos! Hoy queremos presentaros ADAMAuna de las empresas más antiguas del sector.

En Adama, como en Cropti hacemos llegar a los agricultores de toda España las mejores soluciones para tu explotación para hacerla más sencilla. La agricultura en una actividad compleja que plantea múltiples desafíos. Por ello la agricultura debe reinventarse constantemente. A través de Adama y sus plataformas emergentes, pueden llegar a los agricultores de todo el mundo e influir en su actividad. Como los agricultores no pueden dar ese paso solos, en Adama trabajan mano a mano con ellos, dentro del ecosistema agrícola, para alcanzar el objetivo.

Conozcamos su historia

Se fundó en 1911 como una empresa del sector químico y década tras década fueron creciendo como empresa agroquímica. En 1952 nació Makhteshim Chemical Works y desde entonces empezó el objetivo de ayudar en la alimentación de las personas y a tener contacto directo con los agricultores, fabricando soluciones de alta calidad para la protección de los cultivos. Fue en los 70 cuando se creó la división de tecnología y química.

Poco después, en 1990, se establece Makhteshim Agan España S.A. (MAESA), concretamente en Valencia, desde donde actuará como un proveedor de Aragonesas Agro S.A. Este se convertiría en uno de sus principales clientes estratégicos en la península Ibérica. Hasta la actualidad, que tras pasar por varios cambios, fusiones y compras llegó Adama, la marca a nivel mundial que significa “tierra” en hebreo, la seña de la empresa.

“Simply”, “Grow”, “ Together”

Las tres palabras que les definen.

La primera por la manera sencilla y directa en la que interactúan con la agricultura y agricultores. La segunda, por el crecimiento tanto en los cultivos como en la venta final, pasando por toda la evolución del negocio, y la tercera, trabajan junto a los agricultores y la agricultura en general, dándole a esta la importancia que tiene en el día a día.

Su objetivo principal es crear sencillez en la agricultura.

Su compromiso con el medio ambiente

Adama tiene un compromiso con la calidad de todos los aspectos de sus productos y procesos. Evitan cualquier riesgo hacia las personas y medio ambiente. Por eso cuentan con la certificación del sistema de gestión de calidad y ambiental (Norma ISO 91001, 14001 y el Reglamento EMAS).

Adama, ayuda a simplificar la actividad agrícola y busca soluciones sencillas para proteger los cultivos.

Las soluciones que Adama propone para la agricultura

Adama protege todo tipo de cultivos. Ayuda a evitar las malas hierbas, controla las plagas y lucha contra enfermedades. En su página web, puedes consultar las guías de cultivo. Unas guías en las que encontrarás recomendaciones según grupos de cultivos y según plagas, enfermedades y malas hierbas.

products_homepage_promo_tcm107-26763

Actualmente uno de los productos con más reclamo es Brevis®, una solución para el aclareo del manzano. No es una hormona para aclareo, no altera los procesos hormonales ni fisiológicos y no produce frutos con deformaciones.

En conclusión, Adama, protege los cultivos de forma directa y sobre todo sencilla. Cuidando así la agricultura, parte fundamental en la alimentación.

En Adama luchan por un mundo donde la seguridad alimentaria sea universal y donde todas las personas dedicadas a la agricultura lleven una vida satisfactoria y gratificante.

ADAMA-logo-capas_tcm94-40283La Cátedra Adama

La Cátedra Adama nace del mutuo convencimiento, entre la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla y Adama Agriculture España, de la necesidad de desarrollar herramientas que faciliten la toma de decisiones en el campo de la malherbología.

Desde la Cátedra Adama se apoyan trabajos de investigación sobre problemas reales causados por las malas hierbas en los cultivos. En este momento están apoyando la realización de un estudio, en el que participan distintos miembros de la Sociedad Española de Malherbología, destinado a conseguir modelos predictivos de la emergencia de especies arvenses particularmente problemáticas.

Su objetivo es desarrollar nuevas estrategias y tecnologías para el manejo de las malas hierbas, bajo las bases de una agricultura competitiva, sostenible y basada en el conocimiento científico.

Cada año, la Comisión Rectora de la Cátedra aprueba un plan de actividades que tiene tres pilares: formación, investigación y transferencia a los usuarios finales.